La tecnología en el aula que vendrá en 2018

La invención de nuevas tecnologías y la mejora de las antiguas no ha mostrado signos de desaceleración en 2017. Los maestros mas vanguardistas querrán asegurarse de estar al día con las últimas tendencias e innovaciones para que sus alumnos aprendan con la mejor tecnología disponible.

images-1

Se espera que muchas tendencias recientes continúen en 2018 y lleguen al aula. Desde cascos de realidad virtual económicos y gafas de realidad aumentada a mejores sistemas operativos de dispositivos móviles.

Tecnología en el aula

La cantidad de dispositivos tecnológicos ha sido aumentado en el aula a lo largo de los años. Según Edudemic, en una encuesta reciente a 2,500 educadores, el 60% de los maestros esperan usar más tecnología en el aula que en los pasados años escolares.Tres de cada cuatro dicen que usan algún tipo de tecnología cada día en clase, y el 80% informa que la tecnología es positiva en el aula. La tecnología más popular utilizada en las aulas ha sido pequeños portátiles y tablets. Los iPads de Apple y otros tipos de tablets fueron adoptadas por muchas escuelas debido a su fácil interacción y pantallas táctiles.

download

Las aplicaciones de tablets pueden permitir un aprendizaje divertido en los estudiantes y se han encontrado muchos usos bastante útiles con estudiantes con discapacidad.  En los últimos años, los Chromebooks se han convertido en uno de los dispositivos de clase preferido debido a su bajo costo, diversas opciones de hardware y sistemas operativos simples encontrados en la Web. Estas pequeñas computadoras portátiles también brindan a los educadores el control de las actividades de los estudiantes y pueden pre-programarse con aplicaciones educativas. Los estudiantes pueden usar Chromebooks para todo, desde la colaboración grupal en hojas de cálculo y documentos hasta oportunidades de investigación.

Los Chromebook pueden ser especialmente útiles en las escuelas donde los estudiantes tienen acceso limitado a dispositivos e Internet en el hogar.  Los maestros conocedores de la tecnología también han estado adoptando SMART Boards en el aula en los últimos años.

Estas pizarras blancas conectadas a la computadora usan un proyector y sensores de pluma especializados para permitir la escritura en programas de ordenador como AutoCAD o PowerPoint, así como la grabación de todas las notas escritas. Los maestros pueden explicar un concepto en la pizarra durante la clase y luego guardar la lección para que los alumnos puedan volver a verlo más tarde en casa. Es una gran herramienta para estudiantes de todas las edades y una serie de disciplinas.
Algunos educadores han estado experimentando con la realidad virtual o aumentada. Los estudiantes pueden usar tecnología de punta, como Google Glass o el casco de gama baja VR de Google Cardboard, para ingresar a ubicaciones tridimensionales.

Una de nuestras herramientas favoritas de realidad virtual son los Los gafas de cartón que pueden costar menos de 10 euros, y se puedes usar con aplicaciones gratuitas y solo requieren un teléfono inteligente para su funcionamiento.

El uso de la tecnología en el aula se remonta a casi 100 años cuando las estaciones de radio comenzaron a emitir clases en el aire, de acuerdo con la Universidad de Purdue. Desde entonces, innovaciones como el retroproyector, la calculadora, los ordenadores de mesa, los CD-ROM y un sin número de inventos han transformado el panorama de la enseñanza.

Si bien estas tecnologías han brindado oportunidades ilimitadas a generaciones anteriores de estudiantes, también producen innumerables distracciones y costos mucho más altos. Por ejemplo, el acceso a los Chromebook puede ocasionar pérdida de tiempo en las redes sociales, y comprar un SMARTboard para el aula representa un gasto significativo para muchas escuelas.

Mirando hacia el aula del futuro

expeditions

Es fácil ver que la tendencia continúe en 2018 y más allá, con la tecnología convirtiéndose en una parte más importante del aula diaria. Además de la adopción de más dispositivos para el aula y material didáctico, como SMARTboard, muchas de las tecnologías futuras son software y aplicaciones.

Como informó Common Sense Media, la nube y el aprendizaje en línea parecen ser algunas de las principales tendencias en el futuro.

La computación en la nube permite un intercambio de datos más fácil entre compañeros, estudiantes y profesores.

Los estudiantes pueden subir una tarea a un software específico, aplicaciones en línea o software gratuito, como Google Drive, para una revisión y calificación más simple por parte de los maestros.

Subir deberes o otro tipo de información en la nube ya se ha vuelto popular en muchas escuelas.

Estas herramientas en línea también proporcionan análisis y otras métricas para medir el éxito y el progreso de los estudiantes.El aprendizaje en línea de cursos en línea abiertos masivos (MOOC) de las principales universidades como MIT o Stanford en los Estados unidos, permiten a los estudiantes perseguir sus objetivos universitarios y proporcionan a los maestros herramientas de enseñanza de alta calidad de forma gratuita.

digital-ecosystem

 

Estas tecnologías pueden ayudar a los salones de clase a conectarse con otros a cientos de millas de distancia para un aprendizaje más diverso.

Otra tecnología importante que pronto podría estar en todas las escuelas es la impresión 3D. Estos dispositivos programables por computadora pueden funcionar con una amplia variedad de disciplinas, desde informática y matemática hasta asignaturas vocacionales tradicionales.

Esta tecnología está en constante evolución y puede tener un costo prohibitivo en este momento, pero sus limitaciones educativas pueden ser casi ilimitadas. 

Tecnología que probablemente no sucederá

Más aprendizaje en línea? ¿Más dispositivos móviles con aplicaciones educativas? ¿Más nanotecnología? No todas las tecnologías de vanguardia encontrarán su lugar en el aula. Algunos de los inventos más nuevos que están teniendo éxito en el campo de la medicina, ciencia, ingeniería y tecnología probablemente no sean materiales didácticos pronto.

Algunas tecnologías, como los nanobots, la electrónica cuántica, los sensores moleculares y los dispositivos de traducción universal, pueden tener beneficios de enseñanza, pero son demasiado costosas e impracticables para las escuelas.

Los nuevos inventos en el mundo de la piratería de ADN, la guerra cibernética, la ingeniería de drones y muchas de las otras tecnologías que suelen aparecer en las noticias probablemente se mantendrán fuera del aula en el futuro cercano por sus peligrosas posibilidades. Seguramente a los estudiantes les encantaría que la nueva tecnología como los paneles flotantes magnéticos, los monopatines eléctricos y los autos autónomos a prueba de choques formaran parte del típico día escolar. Sin embargo, estas distracciones raras, extremas y costosas evitarán que los estudiantes pasen flotando por los pasillos … por ahora.

 

La tecnología en el aula que vendrá en 2018 by