¿Cómo un mundo sostenible será SÓLO posible desde la enseñanza en las escuelas?

Un aspecto ambiental otro económico y otro social. Son los tres pilares en los que se apoya la sostentabilidad.

El avance de mirar a la responsabilidad social sostenible como un tema de gestión aplicable a todas las organizaciones, y no solamente a aquellas dedicadas a los negocios, reside en que existe un reconocimiento de que tanto las instituciones públicas como privadas tienen iguales responsabilidades en la contribución del desarrollo sostenible como del bienestar de la sociedad.

untitled

Esta semana se reunieron la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), Isabel García Tejerina, y el comisario europeo de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, Karmenu Vella inaguraron la jornada de debate para la elaboración de la futura Estrategia Española de Economía Circular, un acto en el que un total de 55 agentes sociales y empresariales han firmado el Pacto por la Economía Circular.

La economía circular es un modelo lineal que se basa en reparar y regenerar y pretende conseguir que los productos, componentes y recursos en general mantengan su utilidad y valor en todo momento. En 1987, La ONU creó un informe sobre el desarrollo sostenible y definió este concepto como “desarrollo que satisface las necesidades de la generación presente, sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer sus propias necesidades”. Si bien esta premisa se mantiene aún vigente, en los tiempos que corren y las industrias actualmente se tienen que enfrentar con desafios para alcanzar criterios de sostenibilidad en su desempeño. Y es que, un desarrollo sostenible ya no tiene marcha atrás es por esto que pensar en términos de valor compartido y generar una economía circular son las clave para lograrlo.

La educación es un pilar fundamental para que este tipo de modelos crezcan y se expandan a un nivel más próximo y que el desarrollo sostenible no solo sea una responsabilidad de las grandes empresas.
sost

¿En qué contenedor se tira el papel?, es una pregunta que muchos no sabemos contestar pero el colegio de educación primaria San Bodega en Ibiza lo tiene muy claro.

En este centro, los alumnos inician este año académico con la nueva campaña impulsada por el Ayuntamiento de Ibiza ‘Llençat! No em llencis’, (Tirar – no me tires) la cual tiene el propósito de enseñar a los más pequeños hábitos de comportamientos sostenibles. La campaña se realizará en todos los colegios públicos y concertados del municipio de Vila. Esta campaña consiste en enseñarle a los más pequeños la importancia de reciclar, reducir y reutilizar a través de charlas de sensibilización medioambiental. Pero, la campaña no termina ahi. Los coordinadores de esta campaña proponen a los niños un trueque ecológico.

El trueque consiste en cambiarles a los niños el envoltorio del bocadillo por uno reutilizable haciéndoles ver que utilzando el segundo estarán ahorrando una gran cantidad de plástico a lo largo de la Primaria.

Pero los proyectos hacia un futuro más sostenible no terminan ahí.

Alrededor de España se encuentran muchos más centros comprometidos con esta economía circular.
En Sevilla el instituto (IES) ‘Salvador Távora ha impulsado un proyecto piloto integrando en el centro educativo un sistema de bicicletas compartidas, ya cedidas por Fundación Carrefour y asociado con el objetivo de fomentar la bici como medio de transporte y disminuir el absentismo escolar.

Está claro que si hablamos de un futuro sostenible, es necesario que las todas las edades y grupos sociales estén presentes. Las acciones que las grandes compañías están llevando no son suficiente. Es importante que las instituciones educativas apuesten por incluir la responsabilidad social desde los valores, porque nuestro producto fundamental es la educación y hay que hacer una educación en valores. A través de la enseñanza de responsabilidad social se introducen valores y formación ciudadana la cual conlleva a desarrollar un pensamiento critico.

La escuela, como institución educativa, tiene que ser la formadora de esta conciencia social responsable y sostenible entre los jóvenes de la actualidad, por esto resulta fundamental que se percaten de que son parte de una sociedad, que su identificación como individuos y todos sus logros son precisamente dentro de esta, y que ellos son también responsables de lo que sucede dentro de ella.

 

¿Cómo un mundo sostenible será SÓLO posible desde la enseñanza en las escuelas? by