No os equivoquéis, son los más pequeños los generadores de cambio

Con el paso del tiempo me doy cuenta de la importancia que tiene el pulsar  “pause” y observar todo lo que nos rodea de forma crítica preguntándonos si podemos hacer algo para cambiar aquello que no nos gusta.

La respuesta es clara. Cada uno de nosotros importa y contribuye con sus acciones a la mejora de la sociedad. Y eso es lo que realmente quiero recalcar en este post. Es fácil eludir responsabilidades y culpar a otros de lo que sucede. Pero lo maduro y real es que cada uno tome conciencia de sus acciones sabiendo que repercuten en la sociedad.

Y si deseamos una sociedad más igualitaria y sin estereotipos hay una forma fácil y natural de conseguirlo ¡Aplicando mi proyecto de Pequeños Amos de Casa!

comic-02-text

Y observando el día a día nace Pequeños Amos de Casa como solución a un problema global.  Se trata de un proyecto educativo donde enseño a niños, niñas y adolescentes valores de corresponsabilidad e igualdad de género a través de la tareas del hogar. Consta de una serie de tutoriales que aparecen en este canal de YouTube. Por medio de estos vídeos enseño jugando lo que para nada es un juego. Hablamos de corresponsabilidad e igualdad, pero también de conciliación, autonomía personal, esfuerzo, trabajo en equipo, solidaridad y respeto.

pequen%cc%83osamosdecasa-17

¿Acaso es más importante educar en lo académico que para la vida ? Dar importancia a lo cotidiano nos hace más humanos e iguales y conseguimos desarrollar otras habilidades esenciales para la vida.  La igualdad se enseña y qué mejor que desde temprana edad y con las tareas del hogar. Llega el momento de responsabilizarse cada uno de los miembros del hogar y colaborar, que no ayudar, en casa. Para ellos los grandes hemos de dar ejemplo participando todos, sintiéndonos equipo. Fundamental valorar el trabajo de cada uno sin entrar en detalle sobre si está bien, mal o regular ¡Mejor centrarse en un primer momento en el hecho de que se ha realizado!

 ¿Y los centros educativos?

Es fundamental ir todos a una. Es decir, tanto la familia, las instituciones, los centros educativos como la sociedad somos responsables y tenemos que transmitir y reforzar dichos valores centrándonos sobre todo en los más pequeños que son el futuro.

Por este motivo, otra de las actividades que realizamos son las sesiones prácticas (La Experiencia) enfocadas a alumnos de colegios de entre 8 y 17 años. Cada clase, dividida en equipos de cinco personas, vive la experiencia real en un establecimiento hotelero, negocio familiar, poniendo en práctica los tutoriales que previamente visualizan en sus correspondientes tablets.

collage-01

Pero antes de pasar a la acción cada equipo se encarga de ensuciar las habitaciones del resto. De este modo se refuerzan otra vez los valores mencionados anteriormente y aprenden a valorar el trabajo de los demás. Como ejemplo podéis ver este vídeo.


Son varios colegios los que han participado y los resultados han sido maravillosos. ¡Una vez más son ellos los que nos enseñan! En el momento que se sienten parte del equipo dan lo mejor de ellos demostrando un gran compromiso y buen hacer.  Lo ideal es que dicha experiencia no sea algo puntual sino que sirva como proyecto de aprendizaje a lo largo de todo el año en el centro.

Comencemos a ver a los más pequeños como generadores de cambio siendo nosotros sus facilitadores y el resultado será inminente!!!

 

 

 

No os equivoquéis, son los más pequeños los generadores de cambio by