Las 4 bases del marketing educativo que todo el mundo podrá entender

 

Esta semana tuvo lugar Eduketing, una conferencia sobre marketing educativo en Valencia, nuestra ciudad. Interesante programa, aunque se echó en falta la presencia de alguien del sector del marketing digital. Aquí va una infografía sobre el panorama del marketing digital global.

Marketing_educativo

Hay una realidad clara de acuerdo a nuestras conversaciones diarias con centros educativos: las matrículas y listas de espera están bajando en la mayoría de casos. Bajo mi experiencia en el sector de marketing digital, creo fervientemente que se puede hacer un mejor uso de los recursos disponibles y se puede ser creativo con un coste menor al que te puede cobrar una agencia de marketing. Hay todo un arsenal de herramientas y recursos que pueden emplearse para la optimización de la “conversión” o, hablando claro, que lleguen más alumnos potenciales a la puerta del centro educativo y completen la matrícula. Ya sea una página web, redes sociales, contenido o datos, las posibilidades son tremendas.

Utilizamos el término “Marketing de Conversión” o CRO (Conversion Rate Optimization) para describir el proceso de convertir potenciales estudiantes en estudiantes matriculados. En la gestión de la matrícula, una conversión puede ser el número de clientes potenciales que llenaron un formulario de petición, completaron una aplicación, asistieron a un evento de orientación, hacen clic en un correo electrónico, o entran en contacto con alguien del centro. En definitiva, cualquier acción que conduce a la consecución de un objetivo específico. En última instancia, la tasa de conversión es, con mucho, el mayor indicador de si el plan de marketing y la gestión de la inscripción se realiza correctamente. Con la optimización se puede eliminar gastos innecesarios, maximizar vuestros recursos, y comprender una hoja de ruta para aumentar la matrícula de los estudiantes.

Aquí van 4 acciones inmediatas y básicas que se puede tomar para mejorar vuestras CONVERSIONES

1. Revisad incansablemente vuestra página web

Hacer una evaluación honesta de la salud general de vuestra página web, el contenido y la facilidad de uso es la primera parada en el camino hacia mejores tasas de conversión. Pensad en vuestra página web como la puerta de entrada a los posibles estudiantes. Tiene que responder a preguntas claves rápidamente sobre cualquier programa, proyecto educativo, metodologías, tecnologías, elementos diferenciadores que ofrecéis. Tener esos detalles junto con un formulario fácil de encontrar para solicitar más información, son los dos pasos más importantes en la estructuración de los contenidos en vuestra página web. A partir de ahí se debe evaluar la capacidad de su sitio web de dirigir el tráfico de búsqueda natural u orgánica utilizando las mejores palabras clave para vuestros centros.

marketing_educativo

Y no olvidéis que vuestra página web debe ser responsive y construida con las mejores prácticas UX en mente. Nosotros notamos el cambio brutalmente cuando lo hicimos en SchoolMars. La accesibilidad, la navegación clara, los tiempos de carga, y la compatibilidad entre navegadores son todos los componentes críticos para la salud técnica de la página y tendrán un impacto directo en vuestras conversiones

2. Las normas de las redes sociales para la conversión

Como habréis oído cada vez mas, las redes sociales son una herramienta fundamental en la exhibición de vuestra marca, personalidad y un contenido único para los futuros estudiantes y padres. La mayoría de los centros aprovechan herramientas como Facebook y YouTube para compartir actualizaciones sobre las actividades, programas y eventos. Pero la clave es asegurarse de que las redes sociales también estén impulsando las conversiones. Considerar cómo se pueden utilizar las redes sociales para ofrecer a vuestros seguidores una información rica sobre ofertas de programas, artículos de prensa y blogs, profesores y experiencias de otros padres o estudiantes,. Pero no hay que detenerse ahí.

Debéis aseguraos de poner una estructura en torno a cómo se va a llevar este follower o cliente potencial a una acción. Es bueno establecer vuestros objetivos de redes sociales junto con los indicadores clave de rendimiento, además de definir pautas de comunicación para delinear cómo vais a comunicaros a través de la redes sociales. Es esencial con el fin de ahorraros mucho tiempo el empleo de herramientas de seguimiento del rendimiento de las redes sociales para medir y afinar el enfoque. Recomiendo, por ejemplo, el uso de Buffer o HootSuite, Google Analytics o Google Trends. El tratamiento de las redes sociales debe realizarse como cualquier otro componente importante en el proceso de gestión de la matrícula, comercialización y marketing.

3. Medir, medir, medir y mejorar 

En nuestro equipo en SchoolMars hay una frase que nos gusta decir, “si lo ves es que se puede arreglar”. Con esto, lo que quiero decir que si tienes una buen visión de lo que está pasando a través de vuestro “funnel” o canal-embudo en vuestras matrículas se puede ver dónde las cosas no están funcionando como estaba previsto. Al mejorar esa visión de los datos se puede diagnosticar y tratar de forma proactiva los problemas de conversión. Esa es una razón por la que siempre tenemos en mente las analíticas o el seguimiento de un componente integral de ese canal para la conversión. Si las escuelas no pueden ver que tienen un problema con la conversión de aplicaciones, entonces no van a saber cómo solucionarlo. Las métricas clave que recomiendo que se tengan en cuenta son: “Click to Lead”, Lead hasta la solicitud, Solicitud a admisión, y admisión a inscripción. Cuando se puede identificar “averías” en el canal-embudo, entonces es mucho más fácil de abordar de manera proactiva, y en desde nuestra experiencia en SchoolMars, estos pequeños retoques puede realmente ayudar al crecimiento de las matrículas.

4. Ser proactivo y no perder el foco

Una vez que se tiene una conversión, eso no significa “game over”. El primer intercambio con un estudiante potencial es sólo el principio. Nutrir clientes potenciales a través del embudo de inscripción es un proceso complejo. Pero, una vez más, el uso de las herramientas y los datos que ya puedan existir, puede ayudar a empujar aún más el proceso de averiguación y optimización. Vivimos tiempos en los que hay ser proactivo y este es el momento de serlo. Es tiempo de ponerse en contacto con los clientes potenciales o “leads” con una pregunta específica o “call to action”. ¿Tenéis una lista de futuros estudiantes que iniciaron el proceso de matrícula pero no la ejecutaron? ¿Tenéis un grupo de estudiantes o padres que completaron la preinscripción pero nada más se supo de ellos? Aprovechando esos datos, una campaña de difusión puede ser muy poderosa para la conducción de resultados y, además, hacerlo rápidamente. Las llamadas nuestras, emails o mensajes son todas las formas de contactar a los estudiantes o padres que están atrapados en la inscripción, en ese embudo de “conversión”, y ayudarles a moverse al siguiente paso.

Con estos cuatro pasos iniciales y básicos en mente, estaréis en la dirección de hacer los esfuerzos de marketing y de inscripciones más eficaces y eficientes. En tiempos en los que se pide constantemente hacer más con menos, estas técnicas pueden convertirse rápidamente en vuestras mejores amigas.

Si usted está buscando en un horizonte de tiempo más largo y la toma de decisiones estratégicas sobre cómo aumentar la matrícula de estudiantes para programas específicamente en línea, por favor leer mi post titulado ‘3 pasos importantes para lograr el crecimiento de Inscripción en Línea’.

Si usted está interesado en aprender más acerca de nuestro trabajo y cómo podemos apoyar sus iniciativas de inscripción a empezar aquí.

Las 4 bases del marketing educativo que todo el mundo podrá entender by