El brutal cambio en las aulas, ¿hacia dónde nos dirigimos?

Las nuevas aulas Technológicas

portatil-laptop-perfil-informatica

Hace menos de 15 años, la aplicación de TICs en los centros educativos como bien son las guarderías, colegios, universidades e incluso academias, era del todo testimonial. Cierto era que ya había muchos centros con aula de “informática”, donde te enseñaban lo más básico para usar un ordenador, –algo que actualmente muchos siguen sin dominar aún-. La irrupción de aquellos ordenadores en algún aula perdida, llamada de audiovisuales, donde se impartían ciertas clases que requerían de un nivel tecnológico más allá de una pizarra con tizas de colores y un proyector de transparencias. Un inciso a los proyectores de transparencias. Curioso instrumento, tan básico pero tan importante durante años, una forma en la que los profesores se “ahorraban” dictar, escribir en la pizarra, o sobre todo para poner dibujos ilustrativos y esquemas. Actualmente esta función claramente está desarrollada por proyectores conectados a ordenadores.

Durante años, el uso del ordenadores para las aulas estaba muy limitado, ya que en un aula normal ni siquiera el profesor tenía uno. Un déficit tecnológico para la era de la tecnología. Quién no recuerda las televisiones de tubo, muchas de ellas con una calidad bastante menos que aceptable, donde en algunas clases ponían de vez en cuando un video, para deleite de la juventud. Videos beta, videos vhs, etc. ¡Esto sí que era tecnología puntera! No obstante, hace 10 años no era tan común tener dos o más ordenadores en casa, y actualmente es algo más normal, luego en un centro de estudios, era muy complicado abastecerse de “ordenadores para todos”.

Mucho tiempo ha transcurrido en el que la tecnología en las aulas era algo impensable. Es decir, la tecnología eran los libros, libretas y bolígrafos. Como mucho calculadoras científicas y deja de contar. Los profesores no avanzaban en las técnicas de enseñanza, quedándose anclados en lo tradicional.

aristoteles-enseñando-alexandro-magno-educacion-dialogo-guerrero-filosofo

El hecho de tener que entregar muchos trabajos a “mano”, ya que así al menos se garantizaba que lo habías escrito tú, denotaba una desconfianza “infundada en la mayoría de los casos” en los alumnos y la aplicación de tecnología en su enseñanza.

Lo cierto es que aquellas primeras clases de informática que se daban en el colegio eran para muchos la primera toma de contacto con los ordenadores, y por ende, con el mundo de la informática.

En España tenemos un gran problema, la falta de iniciativa a aplicar nuevas tecnologías o nuevos métodos por miedo al fracaso. Pensamos que más vale malo conocido…  Por ello, el uso de la tecnología en las aulas ha sufrido un crecimiento cuanto menos lento. No obstante, cada vez más, la sociedad en general se está dando cuenta que la evolución natural de la tecnología nos inunda de todo tipo de elementos nuevos, haciendo nuestra vida más cómoda. ¿Por qué en clase no vas a poder estar cómodo?

Actualmente, la evolución en las aulas está sufriendo un “acelerón” tecnológico. Parece ser que son pocos los que se están quedando anclados en el pasado y no les importa. Abrirse a la mayor red de información del mundo (Internet) por ejemplo, con sus propias páginas web. El uso de tablets para que los alumnos puedan tomar apuntes, buscar información sobre la materia que se les está enseñando o incluso para hacer exámenes. Este hecho viene precedido claro está, por la entrega y el aprendizaje que los docentes llevan a cabo para “actualizarse”, un esfuerzo que se ve recompensado por el reconocimiento a estos nuevos métodos de enseñanza, tanto de compañeros de profesión como de alumnos y padres.

Entre los beneficios que se encuentra el uso por ejemplo de las tablets o los ordenadores en los niños cuando están en clase están:

1.- Al usar la tanto la Tablet como el Ordenador, aumentan las interacciones profesorado-alumnado, haciendo que el clima del aula sea mejor. Se incrementan las ganas de aprender de los niños. Esto favorece a que el aprendizaje sea mayor y los resultados académicos por ende también.

2.- El uso de la Tablet y del PC ayuda a mejorar la metodología en las aulas, debido a que puede ser una fuente inagotable de información tanto multimedia como interactiva.

3.- Cuando el alumno utiliza el PC o en su defecto la Tablet, se permite una mayor flexibilidad en el aula, favoreciendo así un aprendizaje más personalizado, ayudando a los que más dificultad tienen mejorando su implicación y motivación.

4.- Gracias al uso de la Tablet, desde pequeños a mayores, incrementan su capacidad para buscar información fiable y al manejo de las TIC. También mejora considerablemente su creatividad y favorece el desarrollo de la autonomía y capacidad autodidacta.

Lo que antaño era impensable, ahora mismo es un hecho, y es que gracias a los avances en la informática, hacen posible por ejemplo que alumnos de dos colegios diferentes, de países diferentes, e incluso de continentes diferentes, estén conectados al mismo tiempo entre sí de forma que se transmitan información de forma fácil, rápida e impensable hace tan solo 10 años. Todo esto teniendo en cuenta un coste inexistente más allá de los derivados de la compra de los ordenadores o las tablets (muchos subvencionados y sobretodo bien amortizados) y que las conexiones a internet son más asequibles y de mejor calidad que hace años.
Physics-Classroom-Chalkboard-with-Quantum-Physics_www.FullHDWpp.com_

Los alumnos pueden realizar diferentes actividades en el aula, desde una lectura interesante en un blog especializado a un video tutorial en youtube, donde existen muchas posibilidades que antiguamente no teníamos. ¿Quién no recuerda tener que acudir a enciclopedias de formato físico, es decir, aquellas enciclopedias que adornaban el comedor de las casas, para poder sacar información sobre un tema en concreto? Esto se ha resumido en un par de clics en el PC o un par de presiones con la yema del dedo en la pantalla de la tablet.

Otro de los grandes cambios y a mi entender, uno de los más grandes dentro del aula, es la llamada PDI (Pizarras Digitales).

Esta evolución de la pizarra clásica de un color verde oscuro, donde tanto la tiza como el borrador eran los grandes protagonistas, no solo porque podías escribir y borrar, sino porque servía para que “algunos” profesores las utilizasen para “advertir” a ciertos alumnos que se despistaban más de la cuenta en clase (todos conocemos a alguien a quien le ha dado una tiza lanzada con precisión más o menos aceptable en la cabeza cuando estaba despistado en clase), a unas pizarras táctiles conectadas a un ordenador. Esta evolución ha supuesto un avance tremendo, ya que permite la interacción de los alumnos con la tecnología. Estas pizarras facilitan la posibilidad de crear contenidos de calidad que llegan a los alumnos. Un todo en uno que puede ayudar a que los niños estén entretenidos y divertidos mientras aprenden, que es algo necesario.

Más allá de  la inexistencia de residuos que para algunos suponía un calvario por ser alérgico, como la tiza, está el hecho de tener el poder de la informática en la palma de la mano. Desde hacer interactiva una clase de lengua, de mates, de ciencia, todo interconectado con la red, para tener la mayor oferta de información que hay actualmente en el mundo al alcance de los alumnos. Un nuevo mundo de posibilidades.

El uso de todas estas nuevas tecnologías, llevan a una mejora en la educación, una visión progresista de lo que realmente es importante en los estudiantes, ya que la motivación que proporciona el investigar sobre la materia ellos mismos, descubriendo paso a paso, fomentando la imaginación y sobre todo, el aprendizaje hace que los niños evolucionen de manera más personal y profesional, sin descuidar las relaciones interpersonales.

Como conclusión, la evolución en la tecnología, en concreto la informática, ha llevado a los centros a tener que ir adaptándose cada vez más a un mundo en constante evolución. No se puede pretender seguir anclados en un pasado en el que internet era meramente testimonial, donde los ordenadores servían para imprimir las notas y poner exámenes. Es la hora de evolucionar, así que animamos a los docentes, desde los de centros infantiles hasta las universidades, a que busquen la manera de implementar los nuevos avances tecnológicos con las nuevas técnicas educativas en aras de una educación de mayor calidad.

Para conocer centros avanzados en estos temas, no te pierdas: SchoolMars: Opiniones de colegios y centros educativos, donde gracias a otros usuarios te harás una idea de como usan la tecnología en los centros.

Y tú, ¿ya has puesto nota a tu colegio?

www.schoolmars.com

El brutal cambio en las aulas, ¿hacia dónde nos dirigimos? by